Publicado: 10 de Enero de 2018

Si quieres instalar una caldera y no sabes por qué tipo decidirte, la condensación es una opción muy interesante. Ésta es una tecnología que proporciona un gran rendimiento y, por lo tanto, respeta el medio ambiente y genera un menor consumo de gas a las instalaciones de calefacción y agua caliente. Permite consumir entre un 15 y un 30% menos de gas según el tipo y uso de instalación.
Cuanto mayor sea el consumo de calefacción, más rentable es su uso ya que su eficiencia se maximiza cuando la instalación trabaja a menor temperatura.
Contacta con nosotros y deja en manos de nuestros instaladores autorizados la instalación de tu calefacción. Cuentan con la formación necesaria para realizar sus trabajos según la normativa vigente.